Cuando se piensa en una piscina, a menudo se asocia con el verano, largas tardes de sol disfrutando de sus refrescantes aguas. Pero, a día de hoy, es posible alargar la temporada de baño más allá del verano. La solución para ello es con una bomba de calor para tu piscina. Con la bomba de calor se consigue una temperatura perfecta que suele rondar los 27-29 grados. Construir una piscina supone un coste importante e incorporando una bomba de calor, rentabilizarás la inversión.

Cómo funciona la bomba de calor para piscinas

La bomba de calor para piscina funciona gracias a un sistema sencillo y eficaz que calienta el agua de la piscina. El equipo dispone de un evaporador que recoge las calorías del aire exterior y las transfiere al agua de la piscina para subir la temperatura. Así, la mayoría de la energía que se utiliza proviene del aire, el 80%, y tan solo el 20% de la energía necesaria para calentar el agua de la piscina viene de la electricidad.

La bomba de calor es de fácil instalación, se puede colocar en piscinas nuevas durante su construcción o en las ya instaladas. Tan solo se necesita una conexión hidráulica y eléctrica.

Características técnicas de una bomba de calor

A la hora de elegir una bomba de calor para tu piscina debes fijarte en una serie de factores para elegir el equipo adecuado:

  • Tener en cuenta las medidas de tu piscina
  • La zona y la altitud donde se encuentra instalada
  • Si se trata de una piscina enterrada, elevada o si es desbordante
  • La dirección que suele tener el viento en tu zona geográfica
  • Los meses de utilización de la piscina

Una vez que has tenido en cuenta estos factores, debes escoger el equipo con las características técnicas más adecuado para tu piscina. Y estas características son:

  • Potencia de la bomba de calor.

La potencia se indica en kilowatios (kw). Para saber cuántos kw necesitas para calentar tu piscina se multiplican los metros cúbicos de la piscina por 0.3.

  • Coeficiente de Rendimiento (COP siglas en inglés).

Este coeficiente nos indica la ratio entre el calor o el frío aportado al agua de la piscina, así como la energía que ha consumido para ello. A mayor Coeficiente de Rendimiento, será mayor la eficiencia energética de la bomba de calor para piscina.

Estos son algunos de los elementos a tener en cuenta a la hora de elegir la bomba de calor para tu piscina. En Julypool, desde 1997, nos dedicamos a la construcción de piscinas y a equiparlas con todo lo necesario para que puedas disfrutar de ella no solo en verano, también en cualquier época del año. Si estás pensando en alargar la temporada de baño, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.